La Ciudad de Pécs es una reminiscencia con vestigios arquitectónicos de la época romana, las cúpulas turcas, la porcelana Zsolnay, obras de arte de Csontváry y Vasarely, y ambientes que ofrecen delicias no solo culinarias sino también para la vista de los visitantes como restaurantes y cafeterías.

pecs.jpg
Pécs fue una ciudad fundada por los celtas y levantada económicamente por los romanos, es una de las cinco ciudades más grandes de Hungría. Las mezquitas son legados dejados de la ocupación turca, tales como la Gazi Kassim Pasha y la Jakovali Hassan.

Pécs se encuentra hacia el lado de la meseta de Mecsek, y desde el año 1009 es sede episcopal. En la época de los romanos, Pécs se llamo Sopianae, y se convirtió en un centro de cristianos. Desde el año 2000 los vestigios arquitectónicos dejados por los romanos y cristianos fueron declarados Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. Hay varias obras de aquellas épocas que son objeto de estudios arqueológicos, dos de ellas puedes visitarse, una es el mausoleo paleocristiano que contiene las ruinas de tres sarcófagos, otro es la cámara sepulcral de Korsó, que significa jarra, porque uno de sus murales refleja este objeto.

Entre los lugares de interés para visitar en Pécs tenemos los numerosos bares nocturnos, la catedral, los festivales, el parque zoológico, playas, zonas vitivinícolas, ruinas romanas, teatros y parques de atracciones además de museos y hermosos monumentos históricos.
Visitar los senderos que demarcan los bosques de Mecsek es el panorama ideal junto a la infaltable degustación de vinos de la región.

Foto: fotopaises.com