El 16 de Junio del corriente año se cumplió el 50 aniversario de la muerte por manos de comunistas húngaros del rebelde Imre Nagy. El jefe de Estado y el primer ministro de Hungría organizaron un bello homenaje para Imre Nagy y otros cuatro rebeldes asesinados por el comunismo en el año 1.958. Nagy fue capturado por las fuerzas soviéticas, justo después de un intento fallido de rebelión, las cuales lo entregaron a comunistas húngaros, quienes lo juzgaron en secreto por traición y lo condenaron a muerte, colgándolo del cuello el 16 de Junio de 1.958.

conmovedor-homenaje-a-las-victimas-del-comunismo.jpg

Luego de que el pueblo húngaro se enteró de lo sucedido con Nagy, y con varios otros rebeldes que luchaban en contra del comunismo, en el año 1.989 se organizó una ceremonia para la exhumación de los cuerpos, a la cual asistieron más de 250.000 personas. Si bien se sabe que no fueron las únicas personas muertas por manos del comunismo, definitivamente fueron las más conocidas y las que más repercusiones causaron en la población, que tomo el hecho como punto de partida para recuperar la democracia.