El Lago Balatón, es un lago de poca profundidad, de apenas dos metros y medio, que se encuentra rodeado de viejos volcanes que dan una increíble fertilidad a las tierras, allí se cultivan viñedos y árboles frutales.

balaton.jpg

El Balatón es considerado como el mar de Hungría, a pesar de sus escasos metros de profundidad, constituyéndose en la segunda atracción turística más importante del país, después del Budapest.

El Lago ha cumplido rol importante en lo político y social en toda su trayectoria de vida. Ya desde el siglo 18 comenzó a ser famoso como balneario de veraneo para la gente de la mas alta alcurnia de Pest, Buda y Austria, recibiendo cada verano a mas de cincuenta mil veraneantes, a veces incluso mucho mas de cien mil, favorecidos por el régimen político que favoreció la proliferación de complejos vacacionales a las orillas del lago.

Los deportes
no invasivos se pueden practicar sin restricciones en el lago, tales como la navegación en vela, el windsurfing, las bicicletas de agua y kayaks, no asi las embarcaciones con motor que están restringidas de acceder a esta agua debido a las políticas de protección medio ambiental.

Cuando llega el invierno se producen congelamientos de hasta medio metro en algunas zonas del lago, lo que convierte al lago en una pista de patinaje. Cuando llega el sol en cambio, el calentamiento de las aguas es bastante rápido por la poca profundidad del lago.

En torno al lago hay más de cien playas, muchos balnearios, hoteles, instalaciones náuticas y restaurantes. También hay alojamientos más caseros para los que prefieren escapar de lo masivo y el ruido.

Las aguas del Balatón son afluentes que se alimentan del río Zala y fuentes termales, lo que le confiere propiedades curativas y terapéuticas.

Foto: arteyfotografia