hamburguesa-comida.jpg

El gobierno de Hungría acaba de anunciar un curioso impuesto, ya que no se trata de un impuesto sobre lo que cada ciudadano gana sino que se trata de un impuesto para controlar lo que comen los ciudadanos, ya que este impuesto intentará que los alimentos con hidratos de carbono y cafeína en exceso, tengan un precio más elevado. Se trata del impuesto de las hamburguesa, que tiene el objetivo de concienciar a la población de la importancia de no consumir hamburguesas en exceso así como otros alimentos ricos en hidratos y grasas, ya que la obesidad puede ser una consecuencia de consumir elevado nivel de azúcar.

Lo cierto es que es una buena medida para evitar que los ciudadanos húngaros puedan convertirse en obesos y tengan problemas de salud, ya que el coste para el sistema sanitario suele ser muy elevado en los países en los que tienen problemas importantes. Para evitar esto Hungría impondrá este impuesto a alimentos como las hamburguesas, azúcares, bebidas con cafeína y demás, para que el coste de todos estos productos sea más elevado y seguro que los ciudadanos se lo pensarán dos veces antes de comprar.

La medida seguramente no gustará a todos los aficionados a los alimentos poco saludables, pero seguro que vendrá muy bien para que la población pueda tener en cuenta estos precios y consumir alimentos con menos contenido en azúcar, que es uno de los ingredientes que favorecen la obesidad en muchos lugares del mundo y esto es algo que perjudica mucho la salud.

Vía | Gastronomiaycia
Foto | Flickr