drifting-en-hungria.jpg
Cualquier persona que oye la palabra “drifting”, automáticamente la asocia con Japón, el país de donde es originario este atractivo deporte automovilístico y el lugar en el que se lo practica con mayor frecuencia, lo que no significa que sea el mejor lugar para verlo, ya que todos los expertos en el tema concuerdan en que el drifting en Hungría es mucho mejor que el japonés.

Sucede que este deporte ha ganado muchísima popularidad a lo largo de todo el mundo con el paso de los años, especialmente en algunos países europeos en el que las personas adineradas lo practican a modo de hobby, ya que es un deporte bastante costoso, teniendo en cuenta que por exhibición se deben de gastar totalmente al menos tres juegos de neumáticos, y no cualquier juego de neumáticos, sino que los mismos son especiales y bastante más costosos que los comunes.

Para quienes no saben de qué trata de drifting les comentamos que es una actividad deportiva muy entretenida, la cual si bien tiene diversas variaciones dependiendo siempre de donde se la practique, la idea principal es realizar un circuito en el menor tiempo posible y derrapando lo más que se pueda, ya que se otorgan tanto puntos por velocidad como por maniobras.

Uno de los principales factores que ha permitido que el drifting prospere tanto en todo el mundo es que a diferencia de muchas otras disciplinas automovilísticas, esta, normalmente, se realiza bajo el marco de la legalidad, y cualquiera que esté dispuesto a entrar en la pista con su vehículo, lo puede hacer, corriendo verdaderamente muy pocos riesgos.

Foto Vía: VtTF1