Una verdadera casa para la cultura de la patria fue la construcción del edificio del Parlamento, orientado en su fachada principal hacia el Danubio, pero con su entrada hacia la Plaza Kossuth. El edificio alberga actualmente al poder ejecutivo y al parlamento bicameral.

parlamentgaleria.jpg

La construcción de este monumental edificio introdujo en el elemento gótico del domo en el centro de la obra. Los espacios interiores, por su parte, fueron organizados con estilos renacimiento y barroco. En su decoración, se utilizaron muchas piedras ornamentales y millones de ladrillos, que generaron en el momento de su construcción, un repunte en la contratación de mano de obra y originó industrias anexas.

corona-de-hungria-parlamento-budapest-hungria.jpg

La escalera principal del Parlamento
se eleva en la entrada principal hacia la sala del domo. En el comienzo de la escalera, se ven estatuas de leones. En el techo hay pinturas de Károly Lotz, destaca la pintura denominada Glorificación de Hungría.

Cuando se llega a la cima de la escalera, se entra en el Salón de la Cúpula, que se percibe de enormes dimensiones debido a su diseño estructural. Allí en el Salón, se ve las estatuas y escudos de 16 gobernantes con una breve reseña histórica para los visitantes. Un gran atractivo que observaran dentro de este edificio es la Corona Real húngara, además de otros símbolos de la soberanía Real.

cupula-parlamento-budapest-hungria.jpg

Rodean al Salón de la Cúpula, el Salón Cazador que alberga otros dos subsalones, el salón comedor del Parlamento, el Salón Austral y el Salón Norte además de la Sala de Tapices.

El Parlamento alberga también la Cámara de Diputados con 438 sillones y un salón fumador que es usado por la prensa. Al frente de la Cámara de Diputados se encuentra la Cámara Alta. Las estatuas simbólicas del lugar significan Ciencia, Poder, Verdad, Criticismo, Fe y Caridad.

parlamento-budapest-hungria.jpg

Para quienes quieran ir a visitar este edificio, pueden tomar un tour guiado entre los meses de Enero y Agosto, que coincide con su época de receso. Las visitas de grupos deben reservarse con al menos un mes de antelación, y el único modo de entrar es con un guía o acompañado por un miembro de la guardia.

Foto: Picasaweb, Embajada-hungria