El pescado conforma uno de los ingredientes más comunes y abundantes de la gastronomía húngara, tanto así que el mismo forma parte de la mayoría de las preparaciones de cualquier recetario del país, lo que se debe a que en Hungría el pescado es muy económico y de gran calidad.
hekk.jpg
Sucede que, en Hungría existen cientos, miles de formas de preparar el pescado, pero el Hekk (Lucio del Balatón), es una de las más típicas y aceptadas por el común e las personas, ya que, como sucede con la mayoría de las elaboraciones fritas, el resultado final de la preparación es un plato extremadamente delicioso, además de que es muy simple de hacer, económico y rápido.

Durante una visita a Hungría, más particularmente a casi cualquier restaurante del país, se podrá encontrar esta preparación en los menús, y notarán también que suele tratar de una de las más económicas.

Si desean preparar este plato en alguna oportunidad pueden tomar nota de los ingredientes. Se precisarán 3 lucios de alrededor de 500 g cada uno, 2 cucharadas de aceite, 100g de migas de pan, 4 raciones de salsa tártara, 1 limón, 1 perejil a modo de guarnición y sal a gusto.

Su elaboración también es muy sencilla, simplemente se limpia el pescado y se lo aclara un poco en agua fría, luego se lo marca de ambos lados para que mantenga la forma y se cocine uniformemente y se lo pone en una cacerola con aceite en cantidad abundante. Se lo sirve acompañado de patatas fritas o cualquier otra guarnición.

Foto Vía: Flickr