Budapest es la capital de Hungría, también denominada como “la perla del Danubio”, declarada como Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.

budapest-719716.jpg


Para llegar a Budapest,
hay un trayecto de alrededor de 30 minutos hasta el centro de la ciudad, el transporte público de Budapest es muy eficiente y puntual, a nivel internacional tiene buen nivel de reputación. Casi toda parte poblada de Budapest tiene paradas cercanas, hay líneas de metro, autobús, tranvías y trolebuses, ya pasadas las 23 horas circulas los llamados búhos. Otros medios de transporte especiales, son el funicular, la telesilla, el tren cremallera, y los trenes de cercanías.

Budapest es el resultado de la fusión de Buda y Pest, la primera es la parte más antigua de la capital, hoy en día allí se asentaron los barrios más exclusivos y caros de la ciudad. En cambio Pest es el área más moderna, donde se encuentran los negocios, hoteles y centros comerciales.

En Budapest hay gran cantidad de baños termales y medicinales; de hecho es muy famosa a nivel mundial y es reconocida como la capital del mundo en aguas medicinales. Algunos de estos balnearios son el Géllert, el Széchenvi, el Lukács, el Rudas, el Király y el Balneario Rác. Se ha probado que bañarse en estas aguas permite ejercer la acción terapéutica de sus elementos minerales sobre el cuerpo, restaurándolo de diversas dolencias. Cerca de los baños hay varias pozas y también se expende agua termal para beber.

No se pueden perder ir a visitar y fotografiar por las noches el río Danubio, reflejando desde lejos las luces de la ciudad.

Foto: ruthgumbau